Conectá con nosotros

Curiosidades Tenis

El renacer de Gael Monfils

Publicado

en

Luego de un inicio de año para enmarcar con dos títulos consecutivos, hablando de febrero de 2020, una derrota esperada ante el número uno del mundo, Novak Djokovic, iba a ser el inicio de una racha difícil de superar. Gael Monfils volvió a la victoria luego de un año y medio en el Abierto de Lyon ante Thiago Seyboth Wild.

Pasaron exactamente 14 meses y 20 días desde la última victoria de Gael Monfils, que fue ante Richard Gasquet en el ATP de Dubai en 2020. Debut sólido luego de unas semanas increíbles, pero en las semifinales le tocaba enfrentar a Novak Djokovic, no logró sortear ese encuentro complicado de buen inicio y cayó 2-6, 7-6 y 6-1.

Ese fue el inicio de una serie de duras derrotas que afectaron en lo psicológico y que hicieron dar cuenta de lesiones que parecían ser solo molestias. Claro está que el tenis es uno de los deportes en los que más juega la cabeza, además de lo físico. El hecho de ir sumando partidos perdidos consecutivamente, lograron que el jugador no tenga la confianza que supo tener, no estaba suelto y jugaba con miedo al error constante.

Lo paradójico es que, como bien mencionamos, el francés venía de un febrero glorioso tras sumar dos títulos en una misma temporada por primera vez en su carrera: Montpellier ante Vasek Pospisil y Rotterdam ante Feliz Auger-Aliassime, ambas victorias ante canadienses en sets corridos. Era difícil anticipar el futuro con un arranque prometedor y sin lesiones a la vista.

Advertisement
Créditos: Tennis World ES.

Las ocho derrotas consecutivas

Tras atravesar seis meses de ausencia en el circuito producto de la suspensión de torneos por la pandemia del Coronavirus, Monfils y su equipo decidieron no presentarse en US Open y trabajar de lleno en la gira sobre polvo de ladrillo. Fue así que disputó el Masters de Roma con derrota ante el quialifier, Dominik Koepfer, por 6-2 y 6-4. El siguiente torneo fue Hamburgo y esta vez el debut y despedida fue ante Yannick Hanfmann, quien ingresó al cuadro principal por una wildcard. A pesar de que las derrotas fueron ante dos tenistas a los que le sacaba gran diferencia en ranking, también pesaba la adaptación luego de tantos meses de ausencia.

En el estreno de Roland Garros, el ex número seis del mundo cayó ante Alexander Bublik en un encuentro muy peleado en cuatro sets, en el que Gael ya empezaba a tomar ritmo. El duelo duró más de dos horas y media, pero estiró esa mala racha. «No tengo palabras para poder expresas cómo me sentí, para ser honesto. No ha sido agradable, definitivamente fue la peor experiencia de mi carrera tenística en París», expresó el francés tras caer en su primer Grand Slam sin público.

Créditos: Le10Sports.

Ya en la vuelta a canchas duras, debutó ante Pablo Carreño Busta en Viena. Fue un partido trabado y complicado de sacar adelante ya que comenzó con muchos errores, problemas en el saque y se lo notaba lento en la cancha. Al finalizar el primer set, pidió trainer y, posterior a dos games, decidió retirarse por una molestia en el hombro derecho.

Ya en 2021, en la ATP Cup ante Matteo Berretini de Italia, también fue caída dura en dos sets. Ya para el 8 de febrero, debut absoluto en Australian Open como décimo preclasificado vs Emil Ruusuvuori, nuevo encuentro perdido, pero un poco más peleado y en una superficie que le sienta bien. Cuatro horas de lucha en cinco sets, pero tampoco pudo ser. La última derrota fue ante Lorenzo Sonego en tres sets en el Masters de Roma.

Post caída en Australian Open habló en una conferencia de prensa donde hubo lágrimas: «Tengo cero confianza. Juego mal. No puedo sacar, no puedo golpear con la derecha, cometo faltas. Estoy seis metros por detrás de la línea… No tengo confianza. Soy sincero y lo digo. No tengo confianza. No me siento bien, eso puede verse. No tengo necesidad de decir otra cosa. Eso se siente»

La vuelta a la victoria

Advertisement

En el medio de los ocho encuentros en los que no pudo ganar hubo una suspensión del circuito por el COVID19, lesiones y cuestiones extradeportivas que afectaron el día a día del tenista. Tras un año y dos meses, Monfils debutó frente a Thiago Seyboth Wild, joven brasilero de mucho futuro, en el Abierto de Lyon. De este torneo es el quinto favorito, por eso hay que hacerle una mención especial al ranking congelado. Debido a este parate por la pandemia, la clasificación mundial empezó a contar diferente y eso benefició a algunos tenistas, y a otros los perjudicó.

Créditos: Tennis World ES.

En este caso, le permitió volver a competir ante rivales no tan complicados por su posición en el torneo. El semifinalista de US Open 2016 consiguió su tan esperado triunfo por 7-5 y 6-4. Inolvidable para la carrera de un deportista el hecho de ponerle fin a una racha tan negativa y larga. «Estaba bastante nervioso. No era en absoluto eso, el plan de juego», declaró el campeón de Rotterdam 2020 tras el ansiado retorno a ganar, luego de jugar retrasado y defensvamente. Ahora debera enfrentar a Yoshito Nishioka en octavos de final por un paso más en este renacer después de un año.

Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *