Feliz cumple, “Batata”

Uno de los pioneros del tenis argentino, cumple 62 años y a continuación repasaremos los mejores momentos de su carrera.

José Luis Clerc, sin dudas que se encuentra en el olimpo del tenis argentino. Un tenista excepcional, que se ganó el cariño de todos dentro de la cancha gracias a su notable habilidad.

Para comenzar, tenemos que decir que “Batata” es el segundo tenista más ganador del país. Ya que, a lo largo de su carrera, logro levantar un total de 25 títulos, solamente superado por Vilas, quien es el máximo ganador con 62 en total.

Y si hablamos de sus grandes logros, tenemos que hablar de sus mejores actuaciones en los Grand Slam. Y para eso, tenemos que hablar de Roland Garros, donde alcanzó en dos oportunidades las semifinales: en 1981 y en 1982. En la primera, cayó ante un tal Iván Lendl en un gran partido que se definió en cinco sets. Y, previo a este duelo, dejó en el camino a nada más ni nada menos que a Jimmy Connors.

Luego, en 1982 repitió la performance y llegó a estar dentro de los cuatro mejores del certamen. En esta ocasión, cayó ante el sueco Mats Wilander, quien terminaría conquistando la “Copa de los Mosqueteros”.

Foto: TennisCom

Y otro de sus grandes momentos como tenistas, fue en el año 1981, donde alcanzó el ranking más alto de su carrera. Una temporada donde conquistó seis títulos, la mejor de su carrera y encima, se quedó con el hoy Masters 1000 de Roma.

Finalmente, el 3 de agosto de dicho año, alcanzaba el cuarto puesto del ranking mundial. Una hazaña de “Batata” que llegó a codearse con los mejores durante mucho tiempo. Además, se dio el lujo de ganarles finales a jugadores de la talla de John McEnroe, Jimmy Connors, Iván Lendl y al propio Guillermo Vilas.

Y un dato para no dejar de lado, es que, de sus 25 títulos a lo largo de su carrera, 21 los ganó en polvo de ladrillo. Superficie que le sentía más que bien al argentino. Podemos decir que era su lugar en el mundo.

Con un récord de 375 victorias y 148 derrotas, José Luis Clerc, le ponía punto final a su trayectoria en el año 1989. Pero, lo curioso es que colgó la raqueta a sus 27 años. Quizás, podía seguir deleitando al público unos años más, pero su legado trascendió hasta el día de hoy. ¡Feliz cumple, Batata!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *