Conectá con nosotros

Sin categoría

Kazajistán llega con optimismo

Publicado

en

Los kazajos arriban a la próxima Copa Davis con expectativas de cumplir un buen papel, demostrando la experiencia adquirida en las últimas presentaciones del Grupo Mundial, además de la ilusión de dejar a la bandera azul y amarilla en lo más alto del tenis.

Existen selecciones las cuales el transcurso de los años les exige constantemente cumplir con los logros, teniendo en cuenta la gloriosa historia cargada en sus espaldas. Otro es el caso de países que recientemente ingresaron a una élite y que, con el pasar de las temporadas, afianzan y defienden el lugar que les corresponde. Un claro ejemplo es Kazajistán.

El país transcontinental comenzó en los últimos años con su senda en la Copa Davis, ya que antiguamente sus deportistas representaban a la ex Unión Soviética. El conjunto kazajo hizo su primera participación en 1995, mientras que desde 2012 compitió en repentinas ocasiones como parte del Grupo Mundial.

Dias Doskarayev será el capitán para la próxima competencia, el cual deberá ser efectivo con sus decisiones, ya que integrará el grupo E junto a la poderosa Gran Bretaña y a la irregular, pero sorpresiva Holanda.

Advertisement

El conjunto azul y amarillo tendrá en cancha al experimentado Mikhail Kukushkin, quien no está pasando por su mejor temporada, pero que claramente se torna como un jugador muy peligroso, en referencia a su constante participación en el circuito. La gran esperanza es Alexander Bublik, joven de 22 años, quien atraviesa un año de alto nivel, con grandes presentaciones en prestigiosos torneos.

Con respecto al dobles, el equipo se traduce en una incógnita, ya que los únicos que se desempeñan de lleno en esta disciplina son Andrey Golúbev y Timur Khabibulin. El último que aparece como opción es Alexandr Nedovyesov. Sin embargo, ninguno de los tres mencionados compitió en torneos importantes durante el calendario.

Una curiosidad que nos presenta este equipo es que tres de los cinco integrantes de la lista no son nacidos precisamente en territorio kazajo (Khabibulin uzbeko, Kukushkin ruso y Nedovyesov ucraniano), quienes decidieron representar a la bandera, ya que sus respectivos países no los tenían en consideración.

La fecha de presentación se acerca y el seleccionado de Kazajistán lo palpita como una oportunidad única para escribir su nombre en la historia. En una competición de gran nivel, la obsesión se limita, pero las ganas de realizar un buen trabajo se incrementa con la llegada de la misma.

Advertisement
Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.