La “maldición” de Nadal en Paris Bercy

Sin dudas Rafael Nadal es de los mejores tenistas de todos los tiempos y un ganador nato. Sin embargo, el último Masters 1000 de cada temporada, se le viene negando cada vez que lo juega.

No quedan dudas que este certamen es el gran dolor de cabeza para el español. Con solo decir que Nadal solo participo en siete ocasiones, ese dato habla por sí solo. Hasta el momento, el de Manacor disputó 24 cotejos en la pista de Paris, ganando 19 duelos y perdiendo en 5 oportunidades.

Solamente alcanzó la final en el año 2007 y cayó ante el argentino David Nalbandian. Luego de esto, comenzaría una historia adversa en el torneo parisino, ya que la lesiones aparecieron y obligaron a Rafael Nadal a bajarse de los partidos e incluso de varias ediciones.

Nadal durante la edición 2019 de Paris Bercy. Foto: Marca

En 2008, Nadal se retiraba por una lesión en la rodilla mientras disputaba su partido ante Nicolay Davydenko. El oriundo de España había perdido el primer set por 6-1 y su lesión le impidió salir para disputar la segunda manga.

En las ediciones 2010, 2011 y 2012 no se presentó a jugar el último Masters del año. Y en las tres ocasiones, hubo un problema distinto. Desde tomar un descanso hasta lesiones abdominales y otra vez la rodilla.

Nadal y el día que se retiro de Paris. Foto: El Periódico

Rafa volvió a escena en el año 2013, donde alcanzó las semifinales y perdió ante su compatriota David Ferrer. En 2014 nuevamente se ausentaba por una apendicitis. Para el año 2015, un año sin dudas para el olvido del español donde las lesiones le pasaron facturas, pero en Paris alcanzaba los cuartos de final y caía ante Wawrinka. Pero, otra lesión más lo dejaba sin jugar en la edición 2016, esta vez fue su muñeca.

En 2017, donde Nadal llegaba como número uno del mundo y con un retorno espectacular al circuito, quería despejar el “fantasma” de Paris, pero su rodilla lo dejaría una vez más afuera en los cuartos de final.

La “maldición” de Nadal. Foto: Tenis Web

Y el 2018 no iba a ser la excepción, ya que directamente se bajaría del torneo en la previa a disputar su cotejo por un problema abdominal. Algo parecido le paso al año siguiente, en 2019 cuando en la antesala de su partido por las semifinales, decidió no jugar y guardarse para el “Torneo de Maestros”.

Sin lugar a dudas que no es el torneo de mayor agrado para Nadal, debido a los múltiples inconvenientes que sufrió. ¿Podrá Nadal romper dicha maldición en este atípico 2020?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *