Conectá con nosotros

Argentina Open

Del Potro: «Posiblemente sea más una despedida que una vuelta al tenis»

Publicado

en

Las declaraciones del tandilense en la antesala de su regreso.

Luego de sortearse el cuadro principal de Argentina Open y conocer a su rival de primera ronda, Juan Martín del Potro brindó una conferencia de prensa y dejó declaraciones que resonarán por un largo tiempo en el mundo del tenis.

Vengo de hace mucho tiempo sintiéndolo, imaginándomelo y creo que es uno de los mensajes más difíciles que me toca transmitir. Posiblemente sea más una despedida que una vuelta al tenis”, fueron las primeras palabras del tandilense al entrar a la sala. “La rodilla me tiene viviendo una pesadilla. Hace muchos años vengo probando alternativas, distintas maneras de solucionarlo y no lo logro, pero bueno, nunca imaginé irme del tenis si no era jugando, así que no encontraba mejor torneo que el de Buenos Aires para poder hacerlo, y creo que después de estas semanas decidiré qué pasa con mi futuro, pero hoy tengo que elegir vivir como una persona de 33 años, sin dolores, y no como un deportista profesional, como me siento y por eso nunca baje los brazos. Es una decisión difícil y la quería comunicar”.

Pese a la noticia que dejó helados a los espectadores, expresó la ilusión que siente por su partido de regreso: “No veo la hora de entrar a la cancha, a día de hoy hago un esfuerzo tremendo para poder jugar, porque amo este deporte, es difícil también lidiar con tanto dolor y querer hacer las cosas bien. Ojalá tenga un lindo día el martes, me toco jugar con un amigo, creo que no podía pedir otro rival para jugar. Juntos compartimos los días más felices de nuestras vidas tenistas, posiblemente el martes sea otro día inolvidable y que este el me pone contento”.

Advertisement

A las consultas sobre sus expectativas para el encuentro, respondió: “Lo deportivo hoy está un poquito al costado, mi decencia está ganada, quiero jugar hasta el último punto, por más que sea Fede voy a querer ganar y hacerlo de la mejor manera. A lo largo de esta lesión decía que no iba a bajar los brazos. Quería retirarme jugando al tenis, por eso me anime a aceptar este desafío. Cuando me iba a jugar a otro lado del mundo veía este torneo y quería jugarlo. Hoy me toca venir de esta forma, estoy feliz de compartir tiempo con tenista de nuevo, de sentirme un jugador. Mas allá de mis emociones y lo que siento, el foco lo tengo en el torneo y en poder jugar. Será un partido más o el último, no sé, pero voy a salir con ganas de ganar”.

Sin querer generar falsas esperanzas, pero siempre con la ilusión de revertir los problemas físicos, agregó: “A mi lamentablemente me toco lidiar con muchas lesiones, sin embargo, cumplí todos mis sueños con el tenis, cumplí todas las cosas que quise lograr. Tal vez no tenga otra vuelta milagrosa como las que tuve, sino que quizás haya otra decisión. Cuando el problema ya es de la vida cotidiana y no del deporte entran otras cuestiones en juego. A mi me gusta estar activo, correr, jugar al futbol, compartir cona amigos, y hoy no puedo hacerlo. Creo que el menaje que me gustaría que quede es que nunca me di convencido. Hoy me cuesta moverme y lo sigo intentado. Quiero ganar, sentir el fuego interno que tuve toda mi carrera, no me sale hacerlo de otra manera. Después de lo que pase en esto días, con más calve, vere que rumbo tomar”.

También comentó qué sintió al saber que su rival sería Federico Delbonis, con quien integró el equipo campeón de Copa Davis 2016: “Va a ser inolvidable para los dos. Fede es un amigo muy especial, el Yaca no está pero seguramente venga, más allá de lo emocional vamos a querer jugar un partido lindo, que va a quedar en la memoria de los dos. Necesitaba contar esto, me lo venia guardando y ahora me siento mas aliviado. Para mi no es fácil entrar a la cancha y afrontar otras cuestiones extratenísticas. Voy a seguir consultando médicos y quizás un día alguien me da una solución y puedo volver a jugar, quizás un día las cosas cambian y todo se da para mejor…”.

En cuanto a cómo se imagina el momento del encuentro, expuso: “Lo que pueda imaginar va a quedar chico a lo que va a pasar el martes. Creo que por algo las cosas pasan, Fede hizo uno de los días más felices de mi vida, ojalá le pueda ganar para tener más días felices en este torneo. Necesitaba tomar la decisión de afrontar este torneo, Rio, quiero estar presente porque fue otro torneo que me hizo feliz, y para el futuro no lo tengo muy pensado. Hable Ginobilli, el me ayudó mucho con mi rodilla, siempre me estuvo acompañando y lo agradezco tanto a el como a otros deportistas. Ahora es hacer lo mejor posible en este torneo, como dije, posiblemente mas que una vuelta milagrosa sea otra cosa, va a estar mi mama presente, que nunca me vio personalmente en un torneo y va a ser muy lindo”.

Por otra parte, expresó cómo es su día a día y convivir con los dolores: “Llevo dos años y medio que duermo con dolor, que me empezaron a pasar cosas increíbles, me cuesta manejar… No puedo decir que voy por la vuelta, por los milagros, por ser el de siempre, porque no es la realidad. Si puedo revertirlo, yo se la capacidad que tengo y también mis limitaciones, así que lo vere más adelante. De no haber sido un torneo como este ceo que el mensaje sería el final acá mismo, sin entrar a la cancha, a veces las cosas pasan. He tenido mensajes negativos, que no iba a poder lograrlo, y sin embargo me sobreponía a todo eso, no cierro la puesta a que eso vuelva a pasar, tengo ilusiones, pero tengo que ser honesto y no dar mensajes equivocados. Quizás antes daba mensajes alentadores e ilusionadores, pero hoy no van con mi realidad”.

Advertisement

Cuando preguntaron sobre los mejores momentos de su carrera, mencionó un TOP 3 que emocionó a todos: “Creo que en el US Open, contra Nadal y Fededrer, esos momentos fueron únicos, los que vivimos en Croacia con la copa Davis, tuve una de las semanas mas felices de mi carrera cuando jugué en rio y logre la medalla, jugué con Djokovic, contra nadal, y creo que esos tres momentos los podía en un podía y quizás el martes supere todos esos, porque así me lo están haciendo sentir. Elegí con el corazón esta decisión, estoy feliz de volver a ver al mundo del tenis ahora, y después vere como sigue todo. Mas allá de la angustia, yo creo que sea un día inolvidable para mi y para todos. Después el tiempo dirá donde me acomodo, como sigue mi salud, el tener el torneo de bs as cerca en mi situación fue el balance perfecto para decir es ahora o quizás nunca más. Eso me animó a jugar. En estos dos años y medio de muchos altibajos nunca pude entrenar tanto como estos últimos meses, hice mucho esfuerzo para cuidarme, dije voy a jugar, voy a entrar a la cancha y será lo que tenga que ser, pero este día que va a ser inolvidable lo voy a poner junto con los demás que nombré”.

Sobre el momento de decir jugar en Argentina, comentó “En todo este proceso he pensado muchísimas cosas y siempre tenía la ilusión de revertir la situación, pero después de muchas consultas y tratamientos sin encontrar la vuelta, en octubre le dije ‘a partir del 1 de noviembre prepararme para jugar en Buenos Aires’. Ahí arranque jugando rendo, pegándole como podía, pero siempre con el objetivo de buenos aires. En ese momento sentía que tenía mucho tiempo, tenía que bajar 12 kilos y eso que a mí me gusta comer rico… pero bajé de peso, entrené tres meses, y la frustración quizás es el dolor de la pierna, pero es lo que me toca. Todo mi equipo estuvo alentándome, ellos saben mi capacidad y no quieren que baje los brazos, ellos ven el circuito y me siguen considerando un buen jugador”.

Para finalizar, sin tener un claro futuro ideado, concluyó: “Hoy mi decisión fue jugar este torneo, jugar Río, y comunicar que hoy esta la posibilidad de dar el corte. Ese es el mensaje mas claro que quiero dar, y no pienso mas a futuro que eso. Necesito hacer esto, vengo de tres meses de mucho sacrificio, la ilusión de que alguien me cambie el rumbo de la pierna la sigo teniendo, pero desde otro enfoque y sin tanta presión, pero ahora se me dieron estas cuestiones y este torneo no me lo quería perder porque quizás no iba a tener otra oportunidad. Lo hable con los más íntimos, era algo que tenía muy guardado, a mí siempre me gusto hablar lo justo y necesario por eso salir a decir esto ahora no fue fácil, pero me siento aliviado de ser transparente como siempre lo fui. Me decían ‘no pienses en el tenis, tenés 33 años, pensá en tu vida’. Cuando ya lo humano y cotidiano entra en juego, lo deportivo queda al margen. Por eso había que hacer el corte ahora. Era con el micrófono y yendo a casa, o con la vincha y la raqueta. Quizás suceda un milagro y haya un médico escuchando ahora, pero no lo sé”.

Advertisement
Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.