Conectá con nosotros

WTA

El año de Victoria Azarenka

Publicado

en

Fue premiada como el regreso del año tras su vuelta al circuito. Luego de no jugar desde julio de 2019 por lesiones y situaciones personales, disputó siete torneos, entre ellos dos finales y ganó el Masters de Cincinnati por walkover ante Naomi Osaka. Además de la estadística, Victoria Azarenka mostró un tenis muy sólido y fue una de las protagonistas de los mejores partidos de la temporada WTA.

Antes de que la pandemia por Coronavirus detenga las actividades en el tenis y en el deporte mundial, Azarenka jugó el Abierto de Monterrey, pero cayó en primera ronda ante Tamara Zidansek, y luego repitió la misma situación en Lexington frente a Venus Williams. Su regreso oficial como una de las mejores fue en Cincinnati sobre cemento, que es el terreno que mejor le sienta ya que en esa superficie ganó 21 de los 22 títulos que cosechó en su carrera.

Donna Vekic, Carolina García, Alize Cornet, Ons Jabeur y Johanna Konta fueron las rivales que superó en el Premier 5 para acceder a la final, la cual debía disputarla contra Naomi Osaka. Allí, a japonesa no se presentó por lesión y, en un marco totalmente diferente, sin público y con barbijo, debido al COVID-19, levantó su único trofeo del año tras cuatro años sin poder consagrarse (el último había sido en Miami en 2016).

Créditos: El Imparcial.

En este 2020 también volvió a participar de la final de un Grand Slam. Jugó el US Open a un alto nivel tenístico, y sin ser una de las preclasificadas, era una de las candidatas a llevarse el título. Lo psicológico fue fundamental, porque supo mantener la paciencia para revertir el marcador en dos partidos claves. Uno fue ante Karolina Muchova en cuartos de final, y otro vs Serena Williams en un encuentro épico, por el nivel de ambas jugadoras, y por lo que se jugaban. Serena quería romper la mala racha y conseguir su Majors número 24, pero Vika también quería volver a ser parte de una final de un torneo de esa magnitud luego de siete años.

No pudo convertirse en campeona vs Osaka, perdió la definición por tercera vez (las dos anteriores había sido en 2011 y 2012 frente a la mayor de las Williams), pero volvió a ganarse un lugar entre las 15 mejores y aseguró que cuando está sana, tiene confianza en sí misma para lograr lo que se propone. Inició el año en el puesto número 58 y finalizó 13, a un paso del top ten. Sin embargo, a pesar de haber tropezado en los siguientes dos torneos y no poder adaptarse de la mejor manera a la arcilla, fue protagonista de una nueva final.

Advertisement

Ostrava Open fue la última función de Vika, otra vez había tachado a rivales difíciles como Elise Mertens en zona de definición, pero apareció su compatriota Aryna Sabalenka, que cerró el año siendo la mejor, y no le dio opción. A pesar de no poder conseguir más títulos que el de Cincinnati, el hecho de que la ex número uno haya podido volver a batallar contra las mejores, escalado en el ranking y disputado finales a gran nivel profesional, confirma que fue un año positivo y que deja esperanzas para más logros. La medallista olímpica de 31 años fue galardonada como mejor regreso y es una de las candidatas firmes para llegar a lo más alto en el 2021.

Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.