Conectá con nosotros

ATP

Schwartzman se despidió de Wimbledon

Publicado

en

Cayó en cuatro sets frente a Fucsovics.

Diego Schwartzman enfrentó a Marton Fucsovics en busca de los octavos de final en Wimbledon. El historial, marcaba una ventaja para el argentino en el único encuentro que disputaron, en Roland Garros 2019 con victoria para Diego en cinco sets por la primera ronda. El húngaro no había tenido buenos resultados en los torneos previos, pero en Wimbledon, había dado el gran golpe al eliminar a Jannik Sinner 5-7, 6-3, 7-5, 6-3 en la primera rueda. Por su parte, Peque venía de luchar ante el británico Liam Broady y el encuentro prometía gran tenis. Fueron más de tres horas de juego, donde Fucsovics mostró superioridad y acabó adueñándose del encuentro por 6-4, 6-3, 6-7 y 6-4. En octavos de final, lo espera el quinto favortio, Andrey Rublev.

A Fucsovics se lo vio muy sólido en todos sus golpes desde el inicio del juego; en el primer set, obtuvo más del 70% en los primeros servicios, y aprovechó la única chance de break que tuvo para ponerse en ventaja en el 4-2 parcial. Así, sosteniendo su saque, consiguió adelantarse 6-4. Peque, por su parte, sumó buena cantidad de errores no forzados, y no pudo dominar ni con el drive ni con el revés. El segundo fue una continuidad. Diego nunca se sintió cómodo, y si bien pudo quebrar en dos oportunidades, cedió su saque cuatro veces y el húngaro cerró esa manga 6-3. Los fallos persistían y la mirada hacía su equipo era constante en búsqueda de explicaciones.

La situación era complicada: dos sets abajo para el argentino ante un rival que no aflojaba. Comenzó el tercero y, si bien Peque parecía mostrar otra cara en cuanto al dominio, en el octavo game cedió su servicio y todo parecía terminar. El húngaro sacó para partido, pero la entrega de Diego apareció para romper el saque y equilibrar las cuestiones. Luego, ambos sostuvieron, y todo se resolvió en un tenso tiebreak que Schwartzman se lo terminaría llevando por detalles 8-6.

Advertisement

Diego inició el último set de la peor manera: pese a arrancar el primer game con puntos a favor, el húngaro lo dio vuelta y cometió el primer quiebre. Las subidas a la red no eran beneficiosas para el argentino, ya que estaba frente a un rival que devolvía cualquier clase de tiro que se le presentaba. Schwartzman logró igualar los tantos al concretar el quiebre con un gran passing para el 3-3 parcial; sin embargo, sus errores eran persistentes y, en el game siguiente, Fucsovics tomó la delantera nuevamente. En el último juego, Peque tuvo chances de quiebre que no supo aprovechar; su rival consiguió levantarse y, tras una devolución que acabó en la red, el húngaro se llevó el set por 6-4 y, a su vez, el partido.

Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.