Bjorn Borg, una leyenda del tenis

El ex tenista, sin dudas es uno de los mejores de la historia y su aparición en el mundo del tenis fue un cambio total.

El sueco dio sus primeros pasos de manera profesional en este deporte, en el año 1973 con solo 17 años. A partir de ese momento, Borg marcaría un antes y un después en el tenis.

Tan solo un año más tarde de su debut, el sueco, con tan solo 18 años de edad, iba a conquistar su primer título grande y fue Roland Garros: Allí, remontó una final épica ante el español Manuel Orantes, donde dio vuelta el resultado después de estar dos sets abajo. A partir de ese momento, nacería un “amor” con la capital de Francia, ya que reinaría por completo el certamen francés.

Este extraordinario tenista, se distinguió por tener un estilo sólido y ser un jugador de fondo de la cancha. Además de ser el revolucionario de la época por emplear de manera exitosa los “passing shots” y su manera de reinventarse, ya que, para poder desempeñarse mejor sobre el césped de Wimbledon, aprendió el saque y volea y así lograr un menor desgaste. También fue uno de los revolucionarios en implementar el revés a dos manos, algo muy atípico para esos años.

Foto: Roland Garros

Por su estilo de juego, el polvo de ladrillo le sentía bastante bien. Al punto que durante el tiempo que jugó fue el dueño indiscutido de dicha superficie. Y solamente un jugador puede aguantar semejante estadística y es el español Rafael Nadal, el cual hoy en día domina y es el rey del polvo de ladrillo.

Borg y lo más cerca de la perfección en Wimbledon

Todos conocemos lo que fue y el impacto de Borg en polvo de ladrillo. Pero, también se lució en una superficie donde nadie creía en él y fue en el mítico césped del All England.

El sueco reinó completamente los años 70, al punto que conquistó Wimbledon durante cinco años y de manera consecutiva. Además de obtener Roland Garros en seis oportunidades. Pero, si nos centramos especialmente en Wimbledon, Borg jugó 55 partidos a lo largo de su carrera, ganando en 51 oportunidades y perdió nada más que cuatro partidos. Algo difícilmente de ver, incluso en la actualidad.

Pese a que nadie confiaba que le podía ir bien en césped, “Iceman” calló muchas bocas con cinco títulos al hilo y con un estilo totalmente revolucionario. Pero, en su momento de esplendor, sorprendió al mundo retirándose del tenis a los 26 años de edad. Algo que impactó a todo el mundo.

¿Porque se retiro Borg tan temprano?

Con tan solo 26 años, el extraordinario tenista colgaba la raqueta. ¿El motivo? Es que tras haber perdido dos finales de Grand Slam en el año 1981 tanto en Wimbledon como en el US Open, Borg se sentía desmotivado y se retiraba. Dejando un vacío enorme en el circuito, ya que se iba el mejor tenista por lejos de la época.

Decisión que impacto a todos, porque se encontraba en su mejor momento y con solo 26 años ostentaba 11 títulos de Grand Slam. Y todo indicaba, que en el caso de que hubiera seguido su carrera, el sueco hubiera batido todos los récords por haber.

Tiempo más tarde, precisamente en el año 2007, el propio protagonista se refirió a su temprano retiro: “Me tomó muchos años encontrar paz conmigo mismo y encontrar lo que realmente quería hacer. Tuve mucha decisión y oportunidades. Intenté muchas cosas, algunas buenas, otras malas. Me ha tomado todos estos años llegar a donde quiero estar”.

Foto: Pinterest
Borg encabezando el ranking

Con solo 21 años llegó a encabezar por primera vez la cima del ranking ATP. Esto se dio en el año 1977, precisamente un 23 de agosto, pero su estadía como número uno solo le duro apenas una semana.

Luego, se logró posicionar con grandes resultados, al punto que finalizo en dos oportunidades en la cima. Primero en el año 1979 y después en 1980. Dejando un total de 109 semanas viendo a todos desde lo más alto.

Pero, otros de los motivos por lo cual Borg dejó el tenis fue justamente por ser número uno: “Es difícil ser el número uno, no tienes vida privada, no puedes ir a ningún lado. Creo, que esa fue una de las razones por las que perdí la motivación para seguir jugando al tenis”.

Borg, la leyenda del tenis. Foto: Pinterest
Curiosidades

El dato curioso de su carrera es que no pudo ganar el US Open. Torneo al cual llegó en cuatro oportunidades a la final, pero no pudo alzar el título en ninguna de las ocasiones. Además, solamente disputó una edición del Abierto de Australia en toda su carrera.

Sin lugar a dudas, que “Iceman” quedó en la historia grande de este deporte. Con una carrera de tan solo nueve años de profesional, se retiraba con la enorme marca de 11 títulos del Grand Slam, a sólo uno del récord de Roy Emerson en aquel entonces.

Además, registro un total de 63 títulos a lo largo de su corta carrera, plagada de grandes éxitos y de momentos épicos. El tenista sueco sin lugar a dudas ocupa un lugar privilegiado en la historia del tenis. En su época fue el mejor y si no fuera por su repentina retirada a los 26 años, quizás hoy en día tendría el récord en cantidad de títulos de Grand Slam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *