¿Cuáles serán los protocolos en Australia?

Entérate de cómo serán los protocolos en Australia, lugar del primer Grand Slam de la temporada.

Después de varias semanas de especulación, la ATP oficializó el calendario de las primeras semanas de la próxima temporada y se espera que la WTA haga lo propio en los próximos días. El comienzo será atípico y es recién en quincena de enero que los tenistas comenzarán a llegar a tierras australianas. En esta nota repasaremos cómo se está preparando Australia y cómo serán los protocolos que se deberán cumplir en el país oceánico.

https://twitter.com/settenisok/status/1339361968759697408

Tal como comenta el diario L’Équipe y el medio deportivo Tennis Majors, todos los tenistas y sus respectivos equipos deberán llegar a Melbourne el 15 o el 16 de enero. En total, el Gobierno australiano solo ha autorizado la entrada de un máximo de 1000 personas por lo que se ha limitado la cantidad de miembros de los acompañante. Serán dos para los singlistas en el cuadro principal y los mejores 10 equipos de dobles. En cambio, los wild-cards, lucky losers, los clasificados por la qualy y los demás doblistas solo podrán tener un acompañante.

En ese sentido, es posible pedir que un tercer o un cuarto acompañante se sume al equipo aunque esto depende si otros tenistas han decidido viajar con menos personas y que se pague alrededor de 7000 dólares australianos extras por persona. Sin embargo, hay un incentivo para reducir la cantidad de personas en Melbourne Park. La organización pagará alrededor de 7000 dólares australianos al tenista que decida no llevar a un miembro de su equipo. El monto es equivalente al pago de un pasaje de avión, comida y hospedaje.

Como mencionamos en notas anteriores, solo existe la autorización para que el tenista y un miembro de su equipo puedan ir a Melbourne Park. El permiso solo dura 5 horas: 2h (como máximo) pueden ser utilizadas para entrenar y 1h30 para ir al gimnasio. Un dato importante es que durante la primera semana, los tenistas solo tendrán un compañero de entrenamiento (tiene que ser el mismo siempre). Recién en la segunda semana de cuarentena, será posible entrenar con otros dos jugadores. Así, es vital encontrar un gran partner para lograr la mejor preparación.

En relación a los tests PCR, cada persona deberá pasar seis: uno antes de viajar a Australia y otros cinco en Melbourne. Para evitar los casos de falsos positivos, se podrá pedir un segundo test PCR para tener mayor seguridad en la veracidad del resultado. Cada jugador que deba bajarse del torneo debido al coronavirus, recibirá el 50% del premio de primera ronda si es que el sorteo ya ha sido realizado.

Cuando acabe la cuarentena, no habrán más tests y podrán desplazarse con normalidad por la ciudad. Además, podrán hospedarse con total libertad en el sitio de su elección.

En cuanto a los premios, se repartirán 71 millones de dólares australianos (igual cantidad que el año pasado). Una motivación para hacer la cuarentena es el aumento de los premios en la primera ronda, ahora serán unos 100 mil dólares australianos lo que equivale a 62 mil dólares americanos.

Por ahora, esa es toda la información que se tiene sobre los protocolos de Australia que, sin duda, son mucho más estrictos que los vistos en Roland Garros y en el US Open. Sin embargo, estos son necesarios para llevar a cabo el primer Grand Slam del año de la mejor manera posible y no comprometer la salud pública en Australia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *