Curiosidades y perlitas de la carrera de Guillermo Vilas

Sin dudas que si hablamos de la extraordinaria carrera del argentino, vamos a encontrar momentos curiosos, récords y varios lujos.

Una carrera plagada de éxitos y de títulos, también tiene sus curiosidades o sus injusticias y en el caso de Vilas, fue así. Desde su ídolo hasta el por qué el argentino nunca llegó a encabezar el ranking.

El ídolo de la leyenda

Su ídolo fue el brasileño Thomaz Koch, quien fue el modelo a seguir de Guillermo Vilas, tanto en el juego, ya que tuvo una gran influencia. Pero, también copio de su imagen, el uso de la vincha.

Con el pasar del tiempo, el propio argentino reconoció su admiración por Koch y hasta tuvo un dialogo con el: “Fue el jugador más completo que conocí. Le copié los golpes y hasta su manera de caminar, de esperar el saque, el pelo largo y su vincha. Lo gracioso fue un día, luego de entrenar le dije: “¿Sabes que camino de la misma forma que vos?  Y me contestó: ¿Tenes también hernia de disco?”.

Foto: La Nación
La gran “Willy”

Si hay algo que inventó este extraordinario tenista, fue un lujo que hoy en día lo vemos muy seguido y es la gran “Willy”. Sobre esta técnica, se ha dicho mucho con el pasar de las décadas. Están los que piensan que Vilas venia practicando este golpe, y los que dicen y siguen la teoría, que la pelota le pico mal al argentino y no le quedó recurso que golpear la pelota entre sus piernas.

Pero, el gran tenista argentino mostraría por primera vez este tiro en un encuentro de exhibición en el Club Obras Sanitarias en 1974. Frente al francés Wanaro N’Godrella. Un año más tarde, Vilas repetiría dicho golpe, pero en un torneo oficial, precisamente en Indianápolis y ante el español Manuel Orantes.

Foto: El Gráfico
Un año récord

Sin dudas, que el año 1977 fue el gran año del nacido en Buenos Aires. Registro un total de 136 victorias y soló 14 derrotas en todo el año. Además, conquistó nada más ni nada menos que 16 títulos en dicho año, siendo hasta el día de hoy, el tenista que más torneos ganó en un año.

Claro está, que, en ese año, el argentino levantó Roland Garos y el US Open. También, alcanzó la final del Abierto de Australia, que luego iba a ganar en dos oportunidades.

Otro de los récords que sigue en poder de Vilas, son que en ese 1977 alcanzó la cifra de los 46 partidos invictos de manera consecutiva. Y, una particularidad, que, pese a estos números de otro planeta, no fue número uno del mundo ese año. Insólito.

Foto: Infobae
¿Por qué Vilas no pudo ser número uno del mundo?

Recién a mediados del año 1973, se creó la tabla de clasificación mundial. Pero, a diferencia de la actualidad, en aquel entonces la suma de puntos no determinaba el lugar en el ranking, sino que el total se dividía por la cantidad de torneos jugados. Y, a raíz de esto, se vivió una de las mayores injusticias del tenis.

Es por esto, que Jimmy Connors encabezó la cima del ranking mundial durante tres años. Desde 1974 a 1977. Pero, durante ese tiempo, Vilas tendría que haber sido número uno en 1975 y luego en 1977, en lo que fue su mejor año.

Pero, la realidad de todo esto, es que por un capricho pura y exclusivamente de la ATP, el mejor tenista de la historia de Argentina no fue el número uno. Aunque, para la revista “World Tennis”, en 1977, se le otorgó el premio al mejor tenista del mundo. No era muy difícil, ya que se quedó con 16 títulos, de los cuales dos fueron Grand Slam.

Foto: Diario Alfil

Los mejores puntos de su carrera

En el día de su cumpleaños, qué mejor que repasar algunos datos curiosos y que marcaron la carrera del mejor tenista que dio la Argentina. El gran pionero de este deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *