Hurkacz y Rublev a las semifinales

El polaco y el ruso sacaron los últimos dos boletos y se enfrentarán en las semifinales del Miami Open.

En horas de la tarde, Hubert Hurkacz derrotó al segundo favorito por 2-6, 6-3 y 6-4 y, por primera vez, jugará las semifinales de un Másters 1000. El historial entre los tenistas señalaba una ventaja de seis partidos ganados para Tsitsipas, frente a uno solo por el lado de Hurkacz; sin embargo, el joven polaco no cedió ante el 5 del mundo y lo derrotó tras dos horas y 20 minutos de juego.

La historia había comenzado favorablemente para el griego quien, sin demasiado esfuerzo, se imponía por 2-6 en el primer set y llevaba una ventaja de 0-2 en el segundo. Hubert cometía demasiados errores no forzados y la desesperación era notoria. Fue a partir de entonces que el polaco decidió no quedarse atrás y comenzó a demostrar la jerarquía que lo había situado en los cuartos de final. Hurkacz igualó el set en 3-3 y, con ayuda de 7 aces cometidos, terminó por dar el giro rotundo y para llevárselo con un 6-3.

En la última etapa, Tsitsipas incrementó la cantidad de errores no forzados y, a la misma vez, Hubert mejoró claramente su servicio. Stefanos concedió a su rival un quiebre que le fue imposible de recuperar y, de esta manera, el nacido en Breslavia concretó el 6-4 con el que cerró el partido.

Hurkacz logró 15 aces en la totalidad del encuentro, cometió solamente una doble falta y consiguió ejecutar 3 de los 8 breaks que se le presentaron. Por su parte, Tsitsipas comentó en conferencia que se sintió decepcionado por el resultado del partido.

Para el final de la jornada masculina, Andrey Rublev se veía las caras ante la sorpresa Sebastián Korda. El ruso llegaba sin ceder sets en todo el certamen y sin dudas era el máximo candidato. Pero claro, en frente estaba el joven estadounidense quien llegaba con mucha confianza y en un alto nivel.

El match se terminó definiendo por pequeños detalles. En el primer set, Rublev ganó apenas dos puntos mas que su rival. No cometió doble faltas pero si estuvo sin un alto porcentaje de primeros servicios (50). Consiguió un quiebre que parecía clave en el octavo game y sacó para set pero Korda se hizo fuerte y estiró las cuestiones hasta un 5-5. Allí, Andrey no perdió su servicio y luego rompió el de su contrincante para adueñarse la primera manga 7-5.

El segundo tendría una dinámica parecida: El 8 del mundo mantuvo ese porcentaje de primero saques pero aumentó sus aces a 4. Ambos sostuvieron sus saques hasta el juego seis, allí Rublev se adelantó y parecía que liquidaba el partido con una ventaja de 5-2. Pero Korda tampoco se dio por vencido y aprovechó la única chance de quiebre que tuvo y alargó la definición hasta el tiebreak. Ahí, también la paridad fue alta pero como se marcaba al principio, los detalles estuvieron en favor del ruso quien firmaría un 9-7 en su favor para sacar el boleto a semifinales 7-5, 7-6.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *