Conectá con nosotros

Noticias

Soderling: «Llegué a buscar en Google cómo suicidarme»

Publicado

en

El extenista sueco, en una entrevista con la emisora pública «Radio de Suecia», reconoció el infierno que vivió debido a la ansiedad y ataques de pánico.

El ex tenista Robin Soderling, quien llegó a ser número 4 del mundo, confesó sobre el infierno que sufría, a medida que obtenía cada vez mas éxitos. Constantes ataques de pánico y ansiedad fueron los causantes del sufrimiento del sueco, a quien llevó a buscar en Internet métodos para suicidarse.

En 2009, luego de disputar la final de Roland Garros (la primera de sus dos finales consecutivas), Soderling comenzó a sentir pánico por primera vez y, con los éxitos, aumentó la presión. «Solo había tres jugadores con los que podía perder. Al resto tenía que ganarles, si no me sentía mal, fracasado, un perdedor», admite el tenista.

En julio de 2011, se consagró en Bastad luego de vencer a David Ferrer en la final. Mas tarde, cuando tenía que viajar hacia su casa (Estocolmo), en vez de hacerlo en avión prefirió hacer los 550 km en auto. En el trayecto empezó a perder la vista y la audición y su esposa debió tomar el volante. El sueco confiesa que comenzó a «caer en un abismo negro sin fondo» el cual empeoraría día a día.

Advertisement

Una de las mas fuertes declaraciones fue: «Me entró pánico, empecé a llorar. Lloraba y lloraba. Cada vez que pensaba en salir a la cancha, entraba en pánico. Por primera vez sentí que independientemente de cuanto quisiera, no podía, ni aunque me pusieran una pistola en la sien. Llegué a buscar en Google cómo suicidarme(…) No quería morir pero cualquier cosa era mejor que esta vida en el infierno»

El actual Capitán de Copa Davis de Suecia, cuenta además, el extremo de su ansiedad y ataques de pánico: «Tenía ansiedad constante, me roía por dentro. Me sentaba en el apartamento y miraba al vacío sin entender, el ruido más pequeño me provocaba pánico. Cuando una carta caía sobre el felpudo, me entraba tal pánico que caía al suelo. Si sonaba el teléfono, temblaba de miedo».

Aquél partido contra Ferrer en la final de Bastad fue el último de su carrera. A causa de ser diagnosticado con mononucleosis (virus que se transmite por la saliva o la sangre), Soderling tuvo que adelantar su retiro, oficializado recién en 2015, aunque cuenta que le llevó aún más tiempo recuperarse psíquicamente.

«Rara vez hablamos de problemas psíquicos en la élite deportiva mundial, por eso quería contarlo. A los que se dedican al deporte y a sus padres les digo que entrenen duro y se lo tomen con calma. Haz deporte y sueña, pero si tienes éxito, mantén la perspectiva y búscate una vida, algo que yo no he hecho hasta ahora«, sentenció el sueco.

Advertisement
Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.