Trungelliti segunda parte: Sus comienzos, presente en Andorra y actualidad del tenis

En la primera parte de la entrevista con Marco Trungelliti nos contó su presente y como quedó su relación con Argentina luego de la polémica causa de las apuestas. Ahora, nos relata como es vivir en Andorra, por qué eligió ese destino, su visión del tenis y sus comienzos, entre otras cosas.

Cómo fueron tus comienzos en el tenis?, ¿Cuándo eras chico, te imaginaste la carrera que hiciste?

Desde chico siempre me gustó el tenis, lo jugaba todo el tiempo que podía. Hay mucha gente que habla de talento, pero yo creo poco en el talento, creo más en las horas que le dedicás, en el trabajo, es una cuestión de tiempo, de aplicación a lo que estás haciendo. De chiquito jugaba 6-7 horas, mi papá nunca me empujó para que juegue, sino todo lo contrario, me tenía que sacar. Así naturalmente desde chico vas tomando una ventaja, las horas de prácticas te van nutriendo. Uno puede tener facilidades naturales, pero si no lo complementás con un buen entrenamiento, con dedicación no alcanza. Yo estaba muy contento con mi desarrollo, con mi evolución hasta que me rompí, después no pude seguir jugando con las mismas condiciones.

No quiero echarle la culpa a la mala suerte, a mí el tema de la corrupción me afectó mucho, me provocó un gran estrés y me lo cobró por el lado físico. Llegué a # 112. Una serie de lesiones afectaron mi rendimiento y de allí empecé a bajar. Después ya me costó mucho mental y físicamente volver a donde llegué. Este presente está muy lejos del que quería e imaginaba cuando era chiquito.

Marco Trungelliti

¿Por qué te fuiste a vivir a Europa?

Siempre me gustó Europa, desde la primera vez que vine que fue en el Mundial Sub-14, y uno de mis sueños fue ese, de vivir en Europa. Elegí Andorra, pero pudo haber sido cualquier otro lugar.

¿Cómo es vivir en Andorra?

Andorra es un lugar muy particular, que está rodeado de montaña, son pequeñas poblaciones que están en los valles, metidos entre las montañas. La parte más ancha podría alcanzar un poco más de un kilómetro, un país construido a lo largo entre montañas. Claramente si no te gustan las montañas no te puede gustar Andorra. No vas a encontrar nada llano, nada de nada.
Hace muchos años atrás, había visitado la Patagonia, porque mi esposa vivía allá y me quedó gustando las montañas y me quedé encantado con la Patagonia. Si bien es muy difícil encontrar el paisaje de la Patagonia Argentina en otro lugar, en Andorra encontré muchas cosas positivas. La tranquilidad, la seguridad absoluta de dejar las puertas abiertas, las llaves del auto puestas y nadie toca nada. Además la policía tiene fama de dura y es muy dura. Si alguien está tentado en hacer el mal, no se anima, todo está muy controlado. Todo eso a mí me interesó mucho. Ando viajando todo el año y poder hacerlo con tranquilidad, que no te va a pasar nada durante tu ausencia es muy importante. En definitiva cuando te vas a vivir a un country buscás una especie de una burbuja, y Andorra es una burbuja mucho más grande. Hace frío, pero como es seco no se siente, vivo en una parte más alta de la montaña donde el frío se siente. Me encanta la naturaleza, los animalitos, es tal cual como me gusta. Hace unos 3 años vivíamos con mi esposa en Barcelona, tuvimos la oportunidad de conocer Andorra. Muchas veces uno dice que cuando sea mayor me gustaría vivir en la montaña, lejos de la ciudad, lejos de tanto ruido. Cuando la conocimos nos dijimos para qué esperar 10-15 años, nos mudamos de inmediato y estamos muy contentos. Además hay un trato fiscal especial que es muy beneficioso, el dinero te rinde mucho más. Es un país multilingüe, el idioma oficial es el catalán, por el turismo se habla también el francés y el castellano, casi todos hablan los tres idiomas. En las escuelas también se enseña el inglés, así que los chicos generalmente hablan 4 idiomas. La economía está manejada por 6-7 familias muy adineradas, que manejan las llamadas parroquias, que vendrían ser una especie de mini provincias, manejadas por estas familias. Claro que ahora con la pandemia, el turismo sufrió mucho y cambiaron muchas cosas. El gobierno ayudó mucho.

¿Cómo pasaron / están pasando la pandemia?

El covid me ayudó a quedarme en casa, en pasar más tiempo con mi familia. Nunca me había pasado algo así, estar 2-3 meses seguidos en casa. Fue una experiencia totalmente nueva. Al principio fue muy complicado, después lo tomé por el lado positivo, de estar con mis seres queridos y me fue muy bien. A nosotros nos encerraron 3 semanas, pero después de a poco se fue abriendo. De acuerdo al número de la casa te permitían salir determinado día, un día salían los de la casa par, al otro día los impares, incluso para hacer físico, te permitían salir a correr una hora y media.

Como es un pueblito y todo el mundo sabe donde vive cada uno, no se puede ocultar ni mentir. Todos sabemos quién está contagiado, quién no, si lo trataron bien, si no lo trataron bien. Cosas que una ciudad grande no se podría controlar. En Andorra había una muerte y todos lo conocían.  Era el abuelo de tal, o la vecina de cual, por eso nos cuidamos y nunca tuvimos casos de activos muy altos. Ahora los casos por día son mínimos. Como vivo en medio de la montaña y alrededor mío no hay nadie, no tuve problemas, Después de la quinta semana a los deportistas ya nos dejaron entrenar. Ya en la sexta semana, en Andorra teníamos 0 Covid, eso ayudó mucho. Hay cuidados básicos, como el uso de la mascarilla, pero no mucho más. En un momento cerraron todos los bares, pero duró poco, ya reabrieron casi todos. Inclusive las zonas de juegos para los chicos, algo muy típico en Andorra, también la reabrieron. Da la sensación como que ya no hay pandemia. Claro que con la llegada del turismo, todo puede cambiar, pero la idea es que no vuelva la pandemia.

Ahora estoy con un proyecto nuevo con mi esposa, es una cafetería/panadería en Andorra. Lo veníamos pensando desde hace mucho tiempo. En medio de la pandemia pensamos que era ahora o nunca y lo largamos. Todavía no sé si es un suicidio o no, pero estamos muy contentos porque arrancamos.

Retomando con el tenis, ¿Sos de mirar en tus tiempos libres?

Miro tenis por épocas. Últimamente con el tema del proyecto nuevo, no tuve mucho tiempo libre, así que no vi nada, pero en otros tiempos sí lo hacía. No como un entretenimiento, sino veo alguno que otro resumen, para sacar cosas para mí, forma parte de mi profesión.

Siempre fuiste muy crítico con todo, inclusive con el tenis, ¿Qué te parece el tenis actual, ¿Cómo lo ves?

Veo muy crítica la situación actual del tenis. Creo que es muy difícil querer arreglar cosas, si después cada uno patea para su lado. Se dice mucho pero se hace muy poco. Los que están arriba, los que pueden vivir del tenis, hacen muy poco por los que están abajo. Dicen que estamos viviendo la era más dorada del tenis y resulta que los que están por debajo del puesto 100 no pueden vivir, no les alcanza con lo que les da el tenis. En cualquier país, donde el 2% vive bien y el 98% no les alcanza para vivir se prendería fuego, habría grandes revueltas. En el tenis no sucede eso. Puede ser que los premios sean buenos, pero el medio te obliga a gastar mucho, generalmente mucho más de lo que ganás. Y cuando se vayan Federer y Nadal que son los que traen más plata, ¿qué sería del tenis? Ni qué decir del tenis femenino, o los que juegan Future. La ITF recauda mucho dinero, tiene grandes ganancias y sus tenistas están cada vez peor. Me cuesta entender que esta organización esté haciendo cada vez peor las cosas, jactándose que la hacen cada vez mejor. Cada vez hay más controversias, más problemas, en algún momento va a explotar. La pandemia ayudó que empiecen a aparecer circuitos paralelos. Y la gente se está yendo para esos circuitos porque cobran más. Por ejemplo la UTR (Universal Tennis Rating) está organizando muchos torneos y hay tenistas que dejan de jugar ITF para jugar ese torneo porque tienen mejores premios. Hace poco hubo un torneo en Villena (España), donde tiene su Academia Ferrero y tenistas que están 300-350 optaron por no jugarlo e irse a Barcelona a jugar los torneos organizados por la UTR. Le garantizaban un dinero mucho mayor que los premios que te dan los ITF WTT. La UTR empezó en Estados Unidos, pero ya organiza torneos en varias ciudades de Europa y Australia y siguen creciendo. Consiguieron el apoyo de una cadena de televisión y reparten mucho más dinero y están cambiando el formato del tenis.

Hoy por hoy el formato del tenis es muy aburrido para un chico que se inicia. Durante el partido no podés hablar, no podés gritar, no te podés festejar, no podés hablar con tu entrenador, no se puede hacer casi nada, es aburrido. A los 10 años cuando estás decidiendo qué deporte seguir, tenés que ser muy apasionado del tenis para seguir. El tenis no evolucionó como otros deportes. Si no se cambia, cada vez serán menos los que quieran jugarlo. Que te paguen más dinero es lo más importante, pero también importa que te den mejores servicios. Si la ATP y la ITF no cambian muy pronto se van a quedar sin jugadores. Hoy te ofrecen 50 dólares o euros para jugar y si no ganás no cobrás más. En cambio vas a la nueva organización y te ofrecen de base mucho más, mucho no lo vas a dudar. A la larga te vas a jugar donde te ofrecen más. Y si UTR y las otras organizaciones paralelas siguen creciendo, no sé qué iría a pasar. Este año ofrecen un calendario de 36 torneos y prometen muchos más. Llegará un momento que tenés que comer del tenis o tenés que dejar. A los 18 estás tranquilo porque paga papá, pero cuando ya tenés 25-26 ya empieza a pesar cómo comer y tenés una presión mayor. No puede ser que muy pocos puedan mantenerse con el tenis y la gran mayoría tengan que pagar para jugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *