A dos años de uno de los mayores logros de Del Potro

El 10 de agosto de 2018 Juan Martín Del Potro llegó por primera vez al podio del ranking mundial, el mejor puesto de su carrera profesional. Sin jugar y aún con molestias en su muñeca izquierda, consiguió posicionarse detrás de, nada más y nada menos que, Roger Federer y Rafael Nadal por tres semanas.

Pasaron dos años desde el día en el que Alexander Zverev cayó en los cuartos de final del Masters 1000 de Toronto, torneo en el cuál el alemán defendía el título y, sumada a la derrota de Grigor Dimitrov, Del Potro tuvo oportunidad de posicionarse número tres del mundo.

Ese día no solo vinieron recuerdos a la mente del tandilense por lo que había cosechado, sino también a la cabeza de todos los argentinos, argentinas y fans del jugador alrededor del mundo. Una de sus frases célebres fue luego de la victoria crucial ante Marin Cilic en la final de la Copa Davis 2016 en Croacia: “Gracias a los que no dejaron que me retire, porque estuve muy cerca de no jugar más y acá estoy”.

No es nada nuevo decir que la vida de la Torre de Tandil fue golpeada por una serie de lesiones que no le permitieron quizás desplegar todo el potencial que él podía demostrar. En 2009 tras llegar al puesto número cuatro con su primer Grand Slam en la mochila y una final de Masters ante Federer, el ranking podía darle un mayor premio, pero las la muñeca por primera vez le puso un freno y se quedó afuera del top 100 para el siguiente año.

Créditos: El Litoral.

Asimismo, en el inicio del 2014 se abrió la posibilidad para que Delpo entre al podio. Rafael Nadal debía ser campeón del Australian Open, pero Stan Wawrinka selló un gran torneo y no se lo permitió. A fines de junio de ese año volvió a operarse y quedó relegado de los mejores 300.

Repasar cada vez que estuvo cerca de alcanzar el tercer escalafón, hace un poco más importante aquel logro. Con las presencias de Nadal y Federer, estar detrás de ellos en el ranking, es una victoria asegurada. Por última vez, en marzo de 2018, el argentino tenía que ser campeón del Masters 1000 de Miami, pero no pudo ante John Isner en un partido complicado en las semifinales.

Fue entonces que por primera vez la suerte estuvo de su lado y sin jugar producto de una nueva molestia en su muñeca izquierda, la derrota del alemán le dio la chance de llegar a lo más alto de su carrera. El escalón que tanto se le negó. Y después de tanto batallar contra las malas (y ganarle en muchas ocasiones), el ganador del US Open 2009, disfrutaba de lo conseguido sin trasnspirar. Pero sin quitarle mérito, porque si no se daba esta posibilidad, en Cincinnati podía conseguirlo en cancha.

Suena insólito decir que el tandilense es uno de los tenistas más discutidos en Argentina por su “falta de amor a la camiseta”. El único tenista hombre del país en conseguir dos medallas olímpicas y uno de los máximos responsables de la obtención de la Copa Davis, fue uno de los que más grietas generó.

Créditos: Cezaro De Luca.

Sin embargo, Del Potro no fue el único argentino en conseguir esa instancia del ranking. También Guillermo Coria y David Nalbandián lo lograron. Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini fueron número dos en ATP y WTA, respectivamente.

El 13 de agosto, el tenista de Tandil apareció oficialmente en la página de la ATP en el podio y expresó: “Es algo espectacular. Significa todo lo que he dado por el tenis y con el tenis”. Actualmente, se encuentra número 128 y afirma que no piensa en su posición en la tabla ni en volver a ganar un título, solo en disfrutar del tenis.

Créditos: Página oficial ATP.

En plena recuperación, entrenando todos los días, y sin entrenador tras la partida de Sebastián Prieto, se pone a punto para la vuelta. Los aficionados del tenis y un fan particular llamado Federer esperan su regreso: “Todo el circuito está esperando la vuelta de Del Potro”.

La Torre de Tandil no solo se ganó el respeto de los seguidores sino también de sus propios compañeros. Aprendió a batallar contra su máximo rival: sus lesiones. Y en todas le ganó y terminó por conseguir lo que se propuso. El tenis está a la espera de su re-debut porque con todo lo que cosechó, su carrera merece un cierre de oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *