Conectá con nosotros

Entrevistas

Camilo Ugo Carabelli: «El tenis a veces se disfruta y otras veces no»

Publicado

en

Camilo Ugo Carabelli charló a fondo con Set Tenis.

Directo desde Villa María, donde disputó un nuevo Challenger, Camilo Ugo Carabelli charló mano a mano con Set Tenis. El «Brujo», como lo conocen, fue top-100 en este año (96°), debutó en Grand Slam y se dio el lujo de bajar a Aslan Karstsev en la primera ronda de Roland Garros, siendo este su primer triunfo ATP.

Con 23 años, el nacido en Buenos Aires, ya cosechó tres títulos de challengers en su carrera: Varsovia (2021), Tigre II (2022) y Lima I (2022). Por otro lado, el tiempo que no está con la raqueta, lo aprovecha para estudiar negocios digitales y disfrutar del fútbol, su gran pasión.

¿Disfrutás jugando al tenis?

Advertisement

A veces sí y a veces no. Depende como me vaya. Cuando me siento a pensar en frío siempre le encuentro el lado positivo al tenis, más allá de un resultado.

¿Cómo fue la experiencia en Roland Garros?

Fue increíble. Ganar mi primer partido ahí a cinco sets fue una locura. El torneo está buenísimo, desde los vestuarios, hasta la comida. Tenés baño de hielo, te hacen masajes, dispones del fisio a la hora que quieras. Te van a buscar al hotel, al aeropuerto. Tenés todo más fácil y accesible.

Su primera vez en un Grand Slam fue a principios de 2022, donde cayó frente a Tomas Machac en la primera ronda de la qualy del Australian Open. Para ese primer torneo grande de la temporada, viajaron varios tenistas sudamericanos juntos en el mismo avión, algo que destaca como una verdadera «locura».

¿Qué podes contar de ese ese viaje?

Advertisement

El avión ese fue una cosa de locos. Fueron casi 30 horas arriba. Estuvimos tres horas parados en Ezeiza por un problema con las valijas. De ahí nos fuimos a Chile a buscar a otros tenista y pasó lo mismo. Estuvimos dos horas más frenados y recién de ahí nos fuimos a Australia. Yo no me quería bajar. La comida era tremenda, comí como loco, ja. Éramos todos tenistas, fue muy bueno. De las 30 horas, dormí una sola por la excitación que tenía. En mi caso era la primera vez que iba al torneo no sabía con que me iba a encontrar y superó mis expectativas totalmente.

En contrapartida, ¿Te tocó jugar en lugares más “complicados”?

Sí. Cuando era más chico me tocó ir a jugar a Túnez y a Turquía. La verdad es que estás ahí y no lo podés creer. Es una selva. Todos arrancan por esa parte, es un filtro que hay que pasar si uno quiere jugar al tenis profesionalmente.

Evidentemente la parte mental juega muchísimo…

Sí. Las primeras dos veces no lo pude pasar. Pensaba estar tres o cuatro semanas, no aguantaba y me iba. Cuando fui a Turquía por tercera vez, dije: ‘si voy, me banco las cinco semanas’. Por suerte me fue bien, aparecieron los resultados y no tuve que volver de nuevo por ahora. Toda mi vida trabajé con un psicólogo. Sin alguien que te acompañe en ese sentido es muy difícil.

Advertisement

El Camilo tenista

¿Cómo definís tu juego?

Me siento muy fuerte físicamente. Es una gran fortaleza que tengo. Puedo ponerme ofensivo, pero no me molesta defender. Depende el rival, la superficie y de un montón de factores. Me siento cómodo jugando en polvo de ladrillo.

¿Qué diferencia notás entre el Camilo que arrancó a jugar al tenis y el actual?

Creo que maduré como una persona normal y se me fueron dando un poco las cosas. Uno va creciendo y se da cuenta de cosas que de chico no veía. Todo se fue dando en el momento menos esperado.

La importancia del fútbol en su vida

Hincha fanático de San Lorenzo, asegura que el fútbol ocupa un lugar más importante en su vida que el tenis. Como si fuera poco, puede mezclar sus dos pasiones y ponerse la camiseta del «cuervo» para salir a la cancha a jugar por el club de sus amores.

Advertisement

¿Qué te significa jugar para San Lorenzo?

Me gusta jugar los interclubes ahí. Me llevo bien con todos los dirigentes de la parte tenis y me encanta jugar para San Lorenzo. Soy socio y voy a la cancha con mi viejo cuando puedo.

Saltaste a jugar un Challenger en Brasil con la “10” en la espalda al poco tiempo del fallecimiento de Maradona. ¿Cómo nace esa idea?

A mí me chocó mucho su fallecimiento porque yo lo amo. Dije: ‘ya fue, mañana tengo que hacer algo sí o sí’. Justo estaba usando una remera blanca y celeste y se me ocurrió pintarle el ’10’ atrás. Esa remera con la que salí era la cuarta, porque en las tres primeras los números me salieron horribles. Me di cuenta que lo podía hacer con un molde y me terminaron saliendo bien. Lo hice a mano. Primero remarqué el 10 con una lapicera y después lo pinté con la tinta que usamos para pintar las cuerdas de la raqueta. Sentía que lo tenía que hacer y lo hice.

La Copa Davis

Hace dos años, fue sparring del equipo argentino en Colombia y hasta se animó a tirar algunos «chiches» en los entrenamientos de dobles junto a Horacio Zeballos. Desafortunadamente aquella serie fue para los colombianos, pero Camilo atesora ese momento y asegura haberlo disfrutado al máximo.

Advertisement

Te ha tocado ser sparring del equipo de Copa Davis… ¿Cómo fue esa experiencia?

Una experiencia tremenda. Está muy bueno ir, aunque sea de sparring. Los chicos te hacen sentir parte del equipo y vivís quizás lo que el día de mañana puedas vivir como jugador. Cómo se prepara un partido, como empuja el equipo. Es muy lindo.

¿Cómo evalúas la participación de Argentina en esta edición?

La zona era dura. Era de esperar que no clasifiquen. Mucho no puedo decir porque no vi ni un partido.

Su vida fuera de las canchas

¿Cómo te manejas con las redes sociales?

Advertisement

Me llevo bien. Le doy bastante bola, me cuesta subir cosas, pero me gusta estar ahí viendo. Le meto mucho a Tik Tok. Siempre te llegan críticas o mensajes de apostadores, pero no soy de responder.

¿Cómo nace el apodo el brujo?

En la pandemia armamos un equipo de fútbol con los chicos de tenis y para no decirnos por nuestro nombre, cada uno ponía un apodo, yo me puse el brujo y quedó. Es más, es mi nombre virtual cuando juego a la play o a la compu. Soy de meterle muy firme a los juegos, me despejo un poco del tenis ahí.

Advertisement

Soy de Río Tercero, Córdoba. Tengo 21 años y me recibí de periodista deportivo en julio de 2021. Desde 2017 trabajo para diferentes multimedios digitales. Contacto: santafranche29@gmail.com

Advertisement
Dejanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.