Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Set Tenis

Noticias del tenis argentino e internacional

img

El día que Monica Seles fue apuñalada

/
/
/
10 Views
El hecho que hasta el día de hoy se recuerda como un acto de cobardía por parte de un fanático de Graf, le puso freno a la carrera de la joven tenista.

Con solo 19 años, la tenista nacida en Serbia era sin dudas la gran sensación del circuito WTA. En los años 90 se destacó por sus múltiples títulos y a su temprana edad, todo indicaba que se trataba del principio de una extraordinaria jugadora.

Sus increíbles resultados, le permitieron alcanzar la cima del ranking mundial y desplazar a nada más ni nada menos, que a Steffi Graf. Y cuando realmente parecía imbatible, ya que, había conquistado 8 títulos de Grand Slam de 13 jugados. Paso lo que todos sabemos.

El hecho ocurrió en abril del año 1993, cuando Mónica Seles estaba jugando frente a Magdalena Maleeva por los cuartos de final de Hamburgo. Y con el resultado 6-4 y 4-3 en favor de la Serbia, un hombre ingresó a la cancha durante un descanso y la apuñaló por la espalda con un cuchillo. Algo que parece increíble, pero paso tal cual.

El agresor fue capturado de manera inmediata y fue identificado como Günther Parch, un alemán fanático de Steffi Graf. Y el objetivo de este demente, era herirla lo suficiente para ponerle un freno a la notable carrera que estaba teniendo.

Luego Mónica, fue retirada rápidamente del estadio para atenderla, aunque el daño físico no fue lo más grave sino lo psicológico. ¿Y porque lo psicológico? Por el hecho que, en un par de semanas, la herida curo y su regreso a las canchas se acercaba. Pero, no fue así, ya que la nacida en Serbia comenzó a sufrir constantes ataques de ansiedad y atravesó una dura depresión.

Foto: Infobae

Además, el agresor, Parch fue condenado a dos años de cárcel y fue trasladado a una clínica psiquiátrica debido a intentos de suicidios.

Regreso y decadencia

Su regreso a las canchas se dio dos años más tarde, en el año 1995 para disputar el US Open. Donde llegaría a la gran final, pero caería ante Steffi Graf. Aunque, unos meses más tarde la joven tenista de apenas 22 años, conquistaba una vez más el Abierto de Australia derrotando a Anke Huber.

Pero, ya nada sería lo mismo, sin dudas su nivel nunca logró ser el mejor y después de coronar su último título de Grand Slam. Si bien es cierto que siguió ganando títulos, algunos de suma importancia como los Masters 1000, pero los demás, eran simples torneos inferiores.

Y en el año 2003, después de algunas lesiones, decidió ponerle punto final a su carrera con solo 29 años. Una brutal agresión le impidió tantas cosas, como seguir con la extraordinaria carrera que tenía antes de ese hecho.

Y nos preguntaremos siempre ¿Qué hubiese pasado si Seles nunca era agredida? Quizás, su carrera hubiese seguido la senda ganadora. Nunca podremos saber que hubiese ocurrido. Pero, lo cierto es que ganó ocho Grand Slam con solo 19 años y fue número uno del mundo durante 186 semanas y de manera consecutiva.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

It is main inner container footer text